Niños indocumentados en EE.UU.: "Efectos colaterales de la inmigración" - Emancipación Siglo XXI

Titulares

viernes, 4 de septiembre de 2015

Niños indocumentados en EE.UU.: "Efectos colaterales de la inmigración"





José tiene 11 años, nació en Estados Unidos, sus papás son mexicanos e indocumentados. El niño está en terapia psicológica, por problemas para dormir, angustia y enuresis. Motivos: terror a que sus padres sean deportados y junto con su hermano de 9 años queden solos en este país. 

José no es el único en esta situación y sus miedos no son infundados, ya que hay 5 mil niños cuyos padres han sufrido deportación y no pudieron salir del país con sus familias, por ser ciudadanos norteamericanos. Por lo tanto están viviendo en hogares de transición, a la espera que algún día sus padres puedan volver a reclamarlos o sino que el estado americano los entregue en adopción. La única forma de evitar esto es que los pequeños tengan una segunda ciudadanía, la de sus padres; pero en la mayoría de los casos las familias agobiadas por situaciones legales, económicas y de vivienda, no están al tanto de estos derechos y cuando se enteran,ya es tarde y tienen que salir del país sin sus hijos. 

“El problema de los niños inmigrantes es gravísimo’’, comenta el sacerdote argentino, Fabián Arias, quién es uno de los coordinadores de la institución dedicada al tema de los inmigrantes Nuevo Santuario. “Hay 70 mil chicos que han cruzado la frontera, muchos vienen solos y no tienen familia. A Nueva York arribaron 7 mil y yo tengo la guarda de 14 de estos jóvenes,quienes tienen entre 12 y 15 años’’, continua explicando el sacerdote, quien finaliza diciendo que el objetivo de estos inmigrantes es estudiar y trabajar para ayudar a sus familias a salir de la miseria en sus países de origen. 

Hay 11 millones de personas indocumentadas en Estados Unidos, 1 millón son menores de 18 años y 4,5 millones, tienen por lo menos, uno de los dos padres indocumentados. Según estudios realizados por Pew Hispanic Center, la población de inmigrantes indocumentados creció rápidamente desde 1990 hasta el 2006; representan el 4% de la población del país y el 5,4% de la fuerza laboral. Sus hijos, los que son inmigrantes y aquellos que son ciudadanos de Estados Unidos constituyen el 6,8% de los alumnos matriculados en escuelas primarias y secundarias de la nación. El 76% son hispanos. 

Una tercera parte de los niños indocumentados viven en la pobreza,ya que sus padres reciben alrededor de 36 mil dólares por año,que es una cifra muy por debajo de los 50 mil dólares que reciben los residentes nacidos en este país.Uno de cada seis niños pobres en este país son hijos de inmigrantes. El tema de la pobreza repercute en la vida cotidiana de estos jóvenes; bajo rendimiento escolar, mayores tasas de deserción escolar y resultados de salud menos favorables son algunos de los signos más evidentes. Si a esto sumamos los efectos psicológicos de la inmigración y más específicamente de la deportación,el resultado es niños con miedos,ansiedades, problemas para dormir, pérdida de apetito. Según estudios realizados por UrbanInstitute, todos estos síntomas conllevan a problemas de conducta y trastornos postraumáticos. El informe indica que a menos que estas deportaciones cesen, esto afectará a generaciones de niños, ya que las situaciones traumáticas pasan de generación a generación. Es muy difícil que los pequeños entiendan el tema de la inmigración y sus consecuencias, pero si saben muy bien de sus condiciones de vida en medio de la pobreza y el sentimiento de angustia ante la posibilidad que los separen de sus padres. 

Mientras Estados Unidos sigue con las políticas de deportaciones, expulsando a más de 400 mil personas por año, y las nuevas leyes promulgadas por el presidente Obama,que facilitarían la vida a algunos de los inmigrantes , están paralizadas, niños como José y otros miles, seguirán siendo solo “efectos colaterales de la inmigración’’. 

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 





http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202866

EMANCIPACIÓN | Siglo XXI ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario