“Te atacan cuando no te pueden manejar” - Emancipación Siglo XXI

Titulares

jueves, 6 de agosto de 2015

“Te atacan cuando no te pueden manejar”



La presidenta Cristina Kirchner sentó ayer a su lado al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, luego de las denuncias.
Imagen: DyN

En su reaparición, la Presidenta defendió al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por el informe televisivo del domingo pasado. Les apuntó a los jueces federales Bonadio y Ercolini e ironizó sobre el papel de Elisa Carrió.

Por Nicolás Lantos


“Cuando te atacan es porque no te pueden manejar”, dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ayer, defendiendo, sin mencionarlo, a su jefe de Gabinete, el precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, quien fue acusado el domingo por el Grupo Clarín de tener vínculos con el narcotráfico y el triple crimen de General Rodríguez, ocurrido en el año 2008 y vinculado a la compraventa ilegal de efedrina. En un acto de gobierno en Casa Rosada, donde anunció un nuevo aumento jubilatorio establecido por la ley, la Presidenta también apuntó contra ese grupo mediático y contra sectores del Poder Judicial que montan “dispositivos antidemocráticos” en la época previa a las elecciones con la intención de condicionar el voto. Durante más de una hora de discurso por cadena nacional, CFK hizo referencia velada a la causa Papel Prensa, a los jueces Claudio Bonadio (“pistolero, mafioso y extorsionador”) y Julián Ercolini (“guarda causas de lesa humanidad o de lavado de dinero”), y a la precandidata presidencial de Cambiemos Elisa Carrió.

La jefa de Estado atribuyó la denuncia contra Fernández a “maniobras electorales” destinadas a perjudicar al Frente para la Victoria en las primarias del domingo. “No es ninguna novedad ni ninguna originalidad”, dijo CFK, que recordó maniobras similares sufridas por el kirchnerismo en Santa Cruz y también en 2007, durante su primera campaña presidencial. Sin embargo, advirtió, esta semana se han “batido records en materia de originalidad” porque la denuncia se realizó “desde lo que parece ser la casa de una diputada nacional, también candidata a presidenta, casi un aguantadero”, en referencia a la entrevista a un ex policía vinculado al tráfico de efedrina que brindó testimonio contra Aníbal Fernández desde la casa de Elisa Carrió. “Yo en mi casa jamás metería a alguien que está procesado por narcotráfico y además, si lo meto, seguro me meten presa a mí también por cómplice”, dijo la mandataria.

“No vayan a creer que esto sucede solamente en la República Argentina, esto es un modus operandi que se está dando en toda la región, en toda América del Sur”, agregó Fernández de Kirchner, haciendo referencia a lo que sucede en Brasil con el gobierno de Dilma Rousseff y a las denuncias que buscaron salpicar a la chilena Michelle Bachelet, entre otros casos. También estableció una continuidad entre estos mecanismos “antidemocráticos” y los “grupos de tareas” que durante las dictaduras “iban contra militantes” pero también “contra empresarios” que “fueron despojados de sus empresas porque tenían intereses contrapuestos con algún miembro de la dictadura”, según definió, refiriéndose principalmente al caso de Papel Prensa, donde están denunciados los directores de Clarín y La Nación por haberse apropiado de la papelera a través de crímenes de lesa humanidad.

“Ahora los grupos de tareas se conforman con un trípode que es denuncia mediática, clivaje político, preferentemente del centro a la derecha, y el Poder Judicial o algunos sectores del Poder Judicial articulando todo y creando un clima previo a toda la campaña”, agregó la Presidenta, que además aseguró que ese tipo de denuncias “nunca terminan en nada” porque en realidad son “dispositivos antidemocráticos que son accionados en momentos precisos y contra personas precisas y en procedimientos electorales precisos”. En el mismo sentido, recordó cuando en diferentes medios de comunicación insistieron que las elecciones de miembros del Parlasur se habían implementado para que ella fuera candidata y pudiera mantener fueros.

“Habrán escuchado millones de voces, ríos de tinta que el Parlasur era para que Cristina encabezara la lista de diputados y tuviera fueros. Bueno, plantearon ya entonces que eran inconstitucionales los fueros. Acá está Cristina, que no es candidata a nada y todos los que decían que yo iba a ser candidata, ellos sí, son todos candidatos in eternum”, se quejó la mandataria, que luego arengó: “Acá estoy, sin fueros. ¿Saben por qué? Porque no le tengo miedo a ningún juez pistolero, mafioso ni extorsionador, ni tampoco a jueces que guardan causas de lesa humanidad o de lavado de dinero que duermen el sueño de los justos porque son, claro, causas de lesa humanidad o de lavado de dinero contra importantes corporaciones mediáticas”.

Por último, se dirigió “a todos aquellos que son atacados de esa manera” para decirles que “no lo vivan como una humillación” sino como “un premio, una condecoración, una cucarda” porque “cuando te atacan los que solamente les interesa sus propios intereses, cuando te atacan los que callaron los crímenes de la dictadura, cuando te atacan los que se han llenado de plata a costa de los jubilados, cuando te atacan los que no pueden explicar por qué tienen fondos en paraísos fiscales y por qué los jueces que tienen denuncias no hacen nada, cuando te atacan todos esos, es porque saben que no te pueden manejar”. Por eso, concluyó: “La única condena que me apenaría sería la de la historia y la del pueblo”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-278768-2015-08-06.html

EMANCIPACIÓN | Siglo XXI ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario