jueves, 20 de agosto de 2015

Pin It

Widgets

La consigna de hoy es “no al golpe”



Dilma en uno de sus momentos más difíciles desde que asumió, en enero, su segundo mandato.

“El pueblo no es bobo, abajo red Globo”, será otro de los lemas entonados en la marcha repitiendo un ritual que viene de los años ’80. El respaldo a Dilma se da en momentos de crisis política y datos negativos de la economía.

Página/12 En Brasil

“No al golpe.” Esa consigna coreada la semana pasada por sindicalistas, campesinos y trabajadores sin techo ante Dilma en el Palacio del Planalto, será repetida hoy en las avenidas de San Pablo y Río de Janeiro durante la movilización convocada por organizaciones sociales y el Partido de los Trabajadores. Defender a la presidenta elegida por 54 millones de brasileños, cuya popularidad cayó al 8 por ciento, es la bandera que unifica, a pesar de sus diferencias, a las agrupaciones del campo democrático y popular.

“El PT volverá a las calles para conectarse con sus bases, para volver a sus orígenes, para nosotros el foco principal es posicionarnos contra el golpe” explicó el presidente de la agrupación Rui Falcao. Y deploró las declaraciones “rabiosas” del ex mandatario Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), del Partido de la Socialdemocracia Brasileña, quien el lunes, luego de la concentración opositora del domingo, recomendó la “renuncia” de Dilma Rousseff.

Carina Vitral, presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes planteó a esta marcha como un contrapunto a la del fin de semana cuando cientos de miles exigieron la salida de Dilma y su reemplazo por quien sea, incluso las fuerzas armadas. “Esta movilización rechaza la posibilidad del impeachment (juicio político) porque respetamos la voluntad popular y porque no existen indicios de corrupción contra la presidenta”.

La dirigente estudiantil soltó una crítica al presidente del Senado, Renán Calheiros, aliado del gobierno, autor de la “Agenda Brasil”, en la que se proponen concesiones a las empresas extranjeras y acabar con el Mercosur, para firmar acuerdos de libre comercio unilateralmente con otros bloques.

“Ellos (conservadores) hicieron una Agenda Brasil y nosotros queremos una agenda de reformas populares.”

La Central Unica de los Trabajadores, el Movimiento de los Trabajadores urbanos Sin Techo (MTST), la UNE y otras organizaciones firmaron un documento, sin el apoyo del PT, contra el ajuste implementado por el ministro Joaquim Levy, ex ejecutivo del banco privado Bradesco y antes funcionario del FMI.

En ocho meses del Plan Levy, basado en el recorte de gastos, aumento de impuestos y suba de las tasas de interés, la actividad económica cayó el 1,89 por ciento en el segundo trimestre lo que se suma a una baja del 0,88 por ciento en el primero. Todo lo cual, según analistas del mercado, representa que Brasil entró en “recesión técnica”. Así lo informó ayer el Banco Central además de mostrar que en los 12 últimos meses se acumuló un repliegue del 1,6 por ciento.

El costado más grave de la receta de Levy es el aumento de la desocupación, especialmente en las plantas fabriles del cordón industrial de San Pablo, cuna del movimiento sindical del que surgió el PT en 1980.

El número de trabajadores empleados en la industria de Brasil cayó el 6,3 por ciento en junio frente al mismo mes del año pasado confirmando una tendencia que se acentuó en los últimos meses, reportó ayer el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), organismo oficial.

Los responsables de la Pesquisa Industrial Mensual de Empleo del IBGE señalaron que en el primer semestre del año se perdió el 5,2 por ciento de los puestos industriales, cifra peor a la de igual período de 2009, año en que Brasil sufrió el impacto de la crisis financiera global.

De acuerdo con el informe del IBGE hubo datos negativos sobre la ocupación en los 18 rubros de la actividad analizados.

Rompiendo con la ortodoxia dictada por el Ministerio de Hacienda ayer Dilma dispuso que los estatales Banco de Brasil y Caixa Económica socorran con unos 14 mil millones de reales (4 mil millones de dólares) a las montadoras, siempre que éstas garanticen el fin de los despidos.

Dilma recibe hoy a la canciller alemana Angela Merkel, con quien en 2013 formó un frente en la ONU contra el espionaje cibernético de la norteamericana agencia NSA. Merkel arribó ayer con una decena de ministros y espera avanzar en una agenda ambiental de cara a la cumbre de París a fin de año además de sondear el terreno para ampliar las inversiones directas en Brasil. No se descarta que las líderes hablen de un acuerdo comercial Mercosur-Unión Europea. Ni que la oposición conservadora, y socios del gobierno de esa misma extracción ideológica, se pronuncien por un pacto comercial con Europa firmado unilateralmente.
Lula

“El pueblo no es bobo, abajo red Globo”, será otro de los lemas entonados en la marcha de hoy repitiendo un ritual que viene de los años 80 cuando esa cadena censuraba los actos en demanda de elecciones directas para escoger al primer gobierno post dictadura. Y se salió con la suya pues el primer civil, Tancredo Neves, surgió con votación indirecta, como querían Globo y los militares para obstruir la transición.

Ayer esa empresa de noticias y entretenimientos fue acusada por “daños morales” por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva debido a una serie de “mentiras” publicadas en notas sobre la compra de un departamento en la ciudad balnearia de Guarujá, en el litoral paulista. Estos artículos recientes del diario O Globo reinciden en divulgar acusaciones vacías de pruebas, o simples invenciones, como las aparecidas en una revista del mismo multimedios hace tres meses. Si en 1984 el grupo desinformó metódicamente con el fin de impedir que haya elecciones, ahora parece trabajar para descontruir la imagen de Lula, manchándolo de sospechas de corrupción.

El diputado petista Wadih Damous aseguró que el “plan de Globo es sacar a Lula de la carrera hacia las elecciones de 2018 porque saben que es un candidato muy fuerte”. El parlamentario habló, en diálogo con Página/12, del “subperiodismo” de Globo y el semanario Veja, ambos “interesados en implantar una especie de estado de excepción a partir del cual se justificaría detener a Lula con cualquier pretexto”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-279708-2015-08-20.html


EMANCIPACIÓN | Siglo XXI ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario