jueves, 30 de julio de 2015

Pin It

Widgets

Luz verde para el cementerio nuclear en Villar de Cañas




El CNS respalda el informe sobre la idoneidad del terreno

El Salmón Contracorriente

Cuatro votos a favor y uno en contra del informe que acredita la idoneidad del emplazamiento escogido y el objetivo de la actividad, a pesar de las dudas aún no disipadas respecto a las condiciones que presenta el terreno.


El pleno del Consejo Nacional de Seguridad (CNS) avalaba este lunes con cuatro votos a favor y uno en contra la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), otorgando el visto bueno al informe sobre el almacén, que ya había sido aprobado por la dirección técnica del CSN. Esta decisión constituye el primer reconocimiento oficial a la "idoneidad del emplazamiento" y al objetivo propuesto, a pesar de las dudas que existían en torno a que los terrenos fueran los más adecuados para una instalación de estas características. Dos de los miembros del pleno fueron elegidos dos a propuesta del PP, dos por el PSOE y uno por CiU. Sólo la exministra Cristina Narbona se ha posicionado en contra.

La empresa pública Enresa, encargada de la gestión de residuos radiactivos en el país, espera ahora una segunda autorización del CSN que acredite que se cumplen las condiciones necesarias para comenzar las obras de la infraestructura del silo nuclear. Después, el CSN tendrá que volver a pronunciarse sobre la licencia de explotación.

Según el informe, el terreno escogido no presenta "fenómenos excluyentes" en materia de seguridad. Sin embargo, sí recoge que las características geológicas e hidrogeológicas de la zona condicionarán el diseño de este cementerio nuclear y recomiendan "complementar la seguridad intrínseca del diseño". El CSN solicita la aplicación de medidas complementarias, compensatorias y de vigilancia.

La decisión ha levantado las críticas de organizaciones como Greenpeace, Ecologistas en Acción o la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, que denuncian que la decisión "ha sido adoptada por criterios políticos en lugar de técnicos". Según estas plataformas, "el Gobierno de Rajoy saca adelante el proyecto antes de que los consejeros del CSN se vayan de vacaciones y acelerar así el proceso, a pesar de las dudas técnicas existentes".

La Plataforma, Greenpeace y Ecologistas en Acción consideran que la decisión debería tener el respaldo técnico suficiente, ya que la trayectoria de los consejeros arroja dudas sobre sus conocimientos en seguridad nuclear y los criterios para aprobar dicho informe. El documento es muy técnico, hasta el punto de que algunos solicitaron aplazar la decisión el pasado pleno, celebrado el 22 de julio. Pero su aprobación tiene enormes implicaciones en la seguridad de un almacén con muchas dudas sobre los terrenos. Además, en caso de que hubiera algún problema con el ATC, se podrían derivar responsabilidades jurídicas de los consejeros.

Para las organizaciones ecologistas “el CNS no tiene prisa por atajar los riesgos de las instalaciones nucleares que ya existen y sí la tiene para que se adjudiquen la obras de las que todavía no existen. El CSN muestra de nuevo que no es coherente, por una parte no tienen prisa para desmantelar una central nuclear como Garoña, fuera de operación desde hace casi 3 años y sin licencia desde hace dos; y por otra, apremian a los técnicos para emitir informes incompletos sobre la evaluación de riesgos radiológicos, o para que avalen el emplazamiento de un cementerio nuclear sin tener todos los informes preliminares pedidos por ellos mismos".



http://www.rebelion.org/noticia.php?id=201612

EMANCIPACIÓN | Siglo XXI ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario